Mezcal Artesanal y Curados de Mezcal Don Peyo

Alejandrina, la guardiana de las mejores recetas de los curados con mezcal de Mochitlán

Pedro Grande y su hermano Vicente comenzaron a producir mezcal a mediados del siglo XX, primero en la fábrica comunitaria de Mochitlán, a la orilla del Río Salado; y luego, en la propiedad familiar ubicada a la orilla del Río Salado, en el poblado de San Martín, cerca de la cabecera municipal de Mochitlán.

La producción de mezcal se alternaba con las demás actividades de siembra de la familia, por lo que solamente se desarrollaba entre febrero y junio. La siembra de cacahuate, jicama, limón era la actividades primordial, que se complementaba a la producción de mezcal, comercializado en la comunidad y los pueblos cercanos, como Tixtla.

cerros de Mochitlán
Vista de los cerros de Mochitlán, Guerrero

Los sobrinos-nietos de los hermanos Grande, entre ellos Alejandrina, desde muy pequeños presenciaron y se sumaron a las labores de elaboración de mezcal tradicional. Alejandrina recuerda llevar, junto a sus tías, comida a los fabriqueros de mezcal durante las extenuantes jornadas. También rememora imágenes del añejamiento del mezcal en garrafones de vidrio envueltas en pieles de vacas, llamadas coaxtleras.

Alejandrina Grande Bello es emprendedora de la marca de Mezcal Artesanal Don Peyo; ella considera que el mezcal es más sabroso cuando acompaña los diferentes tipos de pozole que preparan en la región. Nieta de las familias tradicionales de Mochitlán, Alejandrina lleva el alma mezcalera, al igual que sus tíos, padre y hermanos. Reconoce que es necesario rescatar las tradiciones para revalorar los mezcales y todos los procesos asociados a las actividades campesinas. Conserva en el patio de su casa, las antiguas canoas de machacado y preserva espacios de la antigua casa de sus tíos-abuelos que la llenan de recuerdos de cariño para sus ancestros.  

mural en Mochitlán
Mural en una pared de Mochitlán.

Recuerda como los años y la actividad humana cambiaron los paisajes que ella apreciaba de niña, verdes bosques de enormes árboles de guamúchil y guaje, ríos con agua durante todo el año y laderas pobladas de agaves. Ahora, junto a su esposo Humberto, se dedican a reproducir los árboles y plantas endémicas de la región, para reforestar durante la temporada de lluvias, los lugares cercanos a la fábrica de mezcal y al bordo del río.

conchitas El Mochitleco
Perlado del mezcal elaborado por Francisco Espíritu.

El mezcal Artesanal Don Peyo es producido en la fábrica del Rincón de Zacapochapa, por el Maestro Mezcalero Francisco Javier Espíritu Valenzo, que junto al maestro Humberto García Zamudio y otros socios forman parte de la Cooperativa Tepolzito, en Mochitlán, Guerrero.

Alejandrina conoce las recetas de los curados que elaboraban sus abuelos a partir del mezcal producido en la fábrica familiar; junto a Humberto recrean y preparan las recetas tradicionales de curados con mezcal, como el Mezcal de Damiana y Mezcal de Nanche. El Torito es un preparado a base de la maceración en mezcal de chile chiltepín y diversas hierbas locales. El Amargo, un mezcal digestivo a partir de macerado con cáscaras de naranjas asilvestradas o cajel, de la región mochitleca.

Alejandrina y Humberto
Alejandrina y Humberto, de Mezcal Artesanal Don Peyo

Asimismo, el Mezcal de Jumil, un macerado de jumilines o chinches del monte, un apreciado ingrediente de la cocina tradicional de Guerrero. El insecto tiene una glándula detrás de la cabeza que les sabe picosa a quienes la consumen, y afirman, le otorga un sabor especialmente sabroso al mezcal. Los jumilines abundan durante los meses de septiembre y noviembre cuando se agregan al mezcal.

venta de mezcal
Expendio de mezcal en Mochitlán

Otro curado tradicional con mezcal es el que se prepara con avispa solitaria. Las avispas solitarias o negras, se consumen y comercializan, como alimento y medicina, en la tradición cultural de Guerrero, tal como lo describe Víctor Cardona Galindo:

“Salomón García Jiménez en su libro Jerga y modismos de Guerrero, México habla de la Avispa solitaria, “Avispón negro azuloso, cazador de abejas. Vaga sola entre los arbustos y troncos. Dicen que, macerada en alcohol, se usa como menjurje para curar el mal de amor”.

Los bosques renovados son la morada preferida de la avispa negra. He visto ejemplares cerca del río que atraviesan el camino rumbo a las ruinas de la vieja fábrica, con las alas relucientes de color azabache. Los curanderos la buscan para aliviar el ajuanamiento, ella se pasea dueña de si, entre guamúchiles, carnizuelos y espinos. Recorre el llano después de bajar al río, ignorando que vale 500 pesos en el mercado.

Una copa de mezcal con avispa solitaria es efectiva para liberar de su pasividad a quien le dieron toloache, para eso la buscan, para remedio, es la eterna auxiliar para aquellas suegras que sienten que han perdido a sus hijos en manos de aquellas liberales, dominantes y posesivas nueras.”

Cardona Galindo, V. (2017) Ciudad con aroma de café XVIII (sábado, 28 de enero de 2017). En  http://atoyacmimatria.blogspot.com/2017/01/ciudad-con-aroma-de-cafe-xviii.html

jumilines en el mezcal
Jumilines en el mezcal
socios mezcaleros
Socios mezcaleros de Mochitlán.

El Mezcal Artesanal Don Peyo participa de la AC Mujeres del Mezcal y Maguey de México con el objetivo de alcanzar nuevos mercados interesados en curados de mezcal y mezcal artesanal; además, es una de las promesas de la organización femenina ya que próximamente la marca Don Peyo participará de certámenes nacionales e internacionales que reconozcan su excelencia y calidad de producto.

 

Para saber más sobre el consumo de insectos como alimento y medicina, revisar:

 

 

One Comment Add yours

  1. Nadia Zoraya Ojeda Grande dice:

    Excelente mezcal artesanal de Don Peyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.